Última actualización: 16:59
Política
Cambio de juego

La oveja negra del rebaño: el Frente de Todos quiere ocultar a Cristina Kirchner e ir a una PASO "peronista"

Cristina Fernández de Kirchner aclaró que no quiere ser candidata.
Cristina Fernández de Kirchner aclaró que no quiere ser candidata.

La decisión de Mauricio Macri de renunciar a una posible candidatura presidencial tuvo un impacto que traspasó los limites de Juntos por el Cambio. El renunciamiento del ex presidente reafirmó las PASO dentro de la coalición opositora. Sin él en la cancha, la discusión electoral se encamina a dirimirse en una potente interna protagonizada por Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich.

En el Frente de Todos hace tiempo que la mayoría de los dirigentes sostienen, en sintonía con el pedido que hizo Alberto Fernández hace un año y medio, que si en la vereda de enfrente hay PASO, en el peronismo también tiene que haber. Entienden que es una forma de ser más competitivos, de ampliar la oferta electoral y de darle volumen político a la discusión interna.

Después de la decisión de Macri, esa idea se instaló con más fuerza dentro del peronismo. Dentro de un escenario electoral plagado de incertidumbre, en el oficialismo se consolida la idea de que las diferencias se deben dirimir en las elecciones primarias. Que esa competencia es necesaria para sintetizar las distintas miradas de una coalición que está sumergida en una interna interminable.

El sector de la coalición que siempre se resistió más a esa idea fue el kirchnerismo. Esa resistencia se desbloqueó en los últimos días con las expresiones públicas de dos de los mayores exponentes que tiene el espacio político. El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y el diputado nacional Máximo Kirchner abrieron las puertas a unas PASO.

“Si alguien se enoja, vamos a elecciones y la sociedad define”, aseguró el líder de La Cámpora durante la marcha que encabezó el 24 de marzo. Algunos días antes, durante una entrevista radial, De Pedro afirmó: “Todo indica que vamos a ir a una PASO donde cada sector presente sus candidatos”.

Ambos dirigentes tienen peso específico y una característica distintiva que es decodificada con rapidez en el peronismo. Cuando ellos hablan, también está hablando Cristina Kirchner. La confirmación de las PASO le pone un límite al operativo clamor que el propio kirchnerismo incentiva. En el universo del Frente de Todos se sabe que si la candidata a la presidencia es CFK, no hay competencia contra ella. Es inviable. Aún queda en suspenso una posible candidatura como senadora nacional por Buenos Aires.

A la decisión de aceptar la propuesta de dirimir las diferencias en unas PASO, se sumaron otras dos definiciones de Máximo Kirchner y “Wado” de Pedro sobre el futuro electoral de la Vicepresidenta. Cuando el tema se coló en la mesa nacional que se llevó a cabo en el PJ el 16 de febrero, el líder camporista fue claro y contundente: “Conozco el personaje y cuando dice algo es difícil que cambie”.

Ayer el ministro del Interior reafirmó esa idea pero públicamente. Durante una entrevista afirmó: “Cristina es una de las pocas dirigentes políticas que dice lo que piensa y hace lo que dice”. Una señal más que clara de que la Vicepresidenta cumplirá con su palabra y no será candidata a nada, tal como lo expresó el día que fue condenada en la causa Vialidad.

Lectores: 4576

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES